coaching de parejas

En la Escuela de Coaches de Relaciones te damos las herramientas necesarias para que puedas hacer las distinciones útiles en el coaching de parejas. Con este concepto  nos referimos a lo que necesitarás para ampliar tu marco conceptual con el fin de percibir lo que no se ve a simple vista. 

El coaching de relaciones se puede aplicar tanto en la pareja como en otros ámbitos. 

En Escuela de Coaches de Relaciones enseñamos a trabajar con los métodos que ayudan a mejorar las  relaciones afectivas individuales, amorosas y formativas. 

Hoy nos centraremos en las relaciones de pareja. Las distinciones que caracterizan este tipo de relaciones son:

  • La repetición vs. el aprendizaje: La repetición consta de las relaciones que ya has creado anteriormente. Mientras que el aprendizaje se refiere a las relaciones que realmente deseas pero todavía no has conseguido realizar. 

La repetición se da en aquellas parejas que repiten momentos una y otra vez y llegan al coaching deseando cambiar esta cadena de eventos. La misma responde a una manera de participar dentro de la relación, a  patrones establecidos.

Cuando repetimos un patrón dentro de la pareja ¿realmente nos funciona para la construcción de la misma?¿nos funciona para sentirnos en paz con nosotros mismos?¿Nos funciona para crecer y desarrollarnos como humanos?¿Nos funciona para sentirnos más emocionalmente conectados con los demás?¿Nos funciona para ser efectivos en nuestra manera de relacionarnos con los demás? En el caso de que no nos funcione ¿Por qué lo repetimos?

Repetimos porque es la idea que viene con nosotros y ante cualquier situación de estrés, reaccionamos de esa manera. 

El aprendizaje son las relaciones que se buscan, aquellas en las que no se repiten las malas costumbres. Es importante no conformarse con las relaciones repetitivas si sentimos que no estamos bien ahí. 

  • La reactividad vs. la proactividad en el coaching de parejas: De la manera en que creamos nuestras relaciones surgen estos dos paradigmas, la reactividad y la proactividad. 

La reactividad es una respuesta automática que surge impulsivamente frente a una situación. No lo hacemos de manera consciente, no es una decisión. Esta reactividad surge de nuestros condicionamientos previos. Nos condiciona pero no nos define. No debemos describirnos con estos patrones porque realmente estamos atrapados en ellos. 

Por otro lado, la proactividad, es una actividad vinculada con lo que uno desea lograr. Se actúa  con una meta en mente. 

  • La paz vs. el alivio en el coaching de pareja: Cuando reaccionamos y repetimos situaciones lo hacemos por alivio. El alivio se genera cuando tenemos una reacción instintiva inmediata y tiende a durar muy poco. Este tipo de reacciones suelen ser torpes, infantiles e inmaduras. Las respuestas que traen alivio son aquellas que incluyen un ataque, una huida o la parálisis. 

En cambio, la paz se genera tomando el otro camino, el camino del aprendizaje y de la proactividad. El efecto de la paz es de mediano y largo plazo. Este tipo de reacción es madura, adulta, integrada y con un propósito definido. 

  • El norte en el coaching de parejas: Este paso es totalmente fundamental para que la pareja entienda cual es el porqué de su relación, cuál es el sentido. Puede que lo que creemos que le da sentido a la relación no se lo de realmente. Nos damos cuenta de que algo no le da sentido a una relación si ese algo se logra y, sin embargo, la pareja sigue teniendo los mismos problemas que antes. Algunos sentidos erróneos pueden ser lograr tener hijos, comprar una casa, comprar un auto, etc. 

Obtén mucha más información sobre éste y otros temas de interés del coaching en nuestras redes sociales, Facebook e Instagram