¿Cuánto tiempo dura una sesión de coaching?

Muchos tienen curiosidad sobre cuánto tiempo les tomará un proceso de coaching. Suele ser una pregunta muy frecuente. Sin embargo, esto depende de cada coach. 

Generalmente una sesión de coaching suele durar entre 45 a 60 minutos. 

En todas las sesiones de coaching existe una conversación entre el coach y el coachee, en la que el cliente manifiesta su estado emocional actual y busca expresar sus objetivos o metas deseados. 

El trabajo del coach es asistir y guiar al cliente en su proceso mediante una serie de preguntas poderosas que hacen reflexionar sobre todas sus potenciales fortalezas y debilidades. 

El objetivo detrás de un proceso de coaching es que el coachee consiga, por sí mismo, las respuestas a las preguntas poderosas que lo llevarán a crear sus propias soluciones a su inconveniente. Luego de esto, por supuesto que el cliente deberá estar comprometido a accionar en pos de su meta. 

Es usual que las sesiones de coaching se realicen una vez por semana o de manera quincenal. Y el tiempo que dure el proceso será determinado por el coach y por el mismo accionar del cliente. 

Durante todo el trayecto se transitan diferentes etapas que le aportan identidad al inconveniente del coachee y marcan el camino a seguir. 

¿Para qué sirven las sesiones de coaching?

Es fundamental que veamos al coach como un facilitador de la transformación. Él se encargará de guiarte a que consigas mejorar tu estado emocional cambiando tus puntos de vista del inconveniente que está bloqueando tu potencial. 

En la siguiente lista enumeramos algunos de los inconvenientes más habituales de los que se encarga el coaching:

  • Emprender caminos nuevos tanto personales como profesionales. 
  • Encontrar una vocación que te apasione y tu propósito personal y profesional.
  • Hacer un cambio en un área que abarca gran parte de tu vida, como por ejemplo cambiar de trabajo o carrera. 
  • Aumentar tu autoestima y la confianza en tí mismo. 
  • Gestionar más fácilmente y de mejor manera tus emociones.
  • Superar antiguos miedos o bloqueos que te impidan continuar con tu vida normal.
  •  Encontrar motivaciones.
  • Mejorar tus relaciones sociales.

¿Cuáles son los límites del coaching de relaciones?

Los beneficios y ventajas de las sesiones de coaching son infinitos y muy efectivos. Sin embargo, no hay que olvidar que no son mágicos. Existen ciertos ámbitos en los que el coaching no se involucra porque prefiere dejar el área a otros profesionales..

Psicopatologías

Los coaches somos facilitadores del bienestar. Por otro lado, los psicólogos, se encargan del ámbito de la salud. 

Por lo tanto, los coaches no contamos con los conocimientos para sanar psicopatologías, aunque sí podemos distinguirlas.

Es importante entender que una sesión de coaching no se encuentra diseñada para tratar enfermedades sino para mejorar la calidad de vida de un individuo. 

Resolver especificidades

Los conocimientos técnicos que permiten resolver problemas específicos en distintas áreas están fuera del rubro del coaching. Si tienes alguna duda específica lo mejor será que acudas a algún profesional del área que necesites. 

No estar abierto a los cambios

Todo tipo de transformación verdadera y a largo plazo es un ejercicio personal. Para que alguien pueda cambiar será totalmente necesario que se encuentre comprometido con el proceso. Es fundamental que esté dispuesto a accionar sobre sus conductas. 

El cambio efectivo surge desde el cliente ya que para que surja debe ser deseado y aceptado como responsabilidad. 

¿Querés saber más sobre las diferentes sesiones de coaching?
En la Escuela de Coaching de Relaciones estamos para ayudarte. Contacta con nosotros para comunicarte con uno de nuestros numerosos profesionales y seguí nuestro día a día en todas nuestras redes sociales, Facebook, Instagram y YouTube.

Accede de manera gratuita

Workshop para coaches y psicólogos

@

Diseño por proyectoarroba.com